Noviembre 2019

Día de Muertos 2019 - San Andrés Mixquic, Tlahuac, Ciudad de México

Alumbrada Mixquic 2019

Alumbrada del panteón municipal del pueblo de San Andrés Mixquic, en Tlahuac, Ciudad de México - 2019.

Mixquic es uno de los pueblos indígenas de México, que nunca tuvo una autoridad Virreinal, y hasta hace 1950 aproximadamente todavía tenía una economía basada en las chinampas, por lo que su tradición de día de muertos es bastante peculiar.

Las fiestas empiezan antes del 2 de noviembre los familiares, ponen su altar en casa, ya que el 1o de noviembre la fiesta es para los niños. Y en algunos pueblos incluso empiezan antes. En Mixquic, desde el panteón se colocan caminos de flores hasta las casas. Si el difunto es adulto se usa la tradicional flor de Cempasuchil amarilla, si era menor usaban flores de colores. También se solía poner farolitos hasta la casa, pero con la llegada del alumbrado esa tradición se perdió y ya casi no sucede. Tampoco era tradicional el concierto, pero esto se ha vuelto más turístico y este año el cierre lo dió Aleks Sintek. 

La noche del 2 de noviembre, los habitantes regresan al panteón para estar con sus difuntos, y alumbran las tumbas, en un ambiente familiar y sereno, que va de melancólico hasta festivo, algunos llevan mariachis. Y así, mientras unos lloran por sus seres queridos otros festejan y disfrutan de bebidas calientes y comida (no la de sus difuntos, esa es para ellos, y no debe comerse porque los hace enojar). Recientemente, y particularmente a partir de la película de dibujos animados, Mixquic se volvió un iman de turistas, y el panteón se llena a tal grado que no cabe un alma, ni viva ni muerta, después de las 6pm es imposible salir del panteón.

Las velas y los sahumerios hacen que los muertos vengan al mundo de los vivos, y por una noche, compartan alegrías y recuerdos. Y vamos a la comida… en México se acostumbra colocar una ofrenda en casa, pero también en la tumba con la comida favorita del ser querido, un sahumerio para quemar copal o incienso, el cual purifica el lugar y permite al alma del ser querido llegar, y evita que vengan almas malas vengan, velas para alumbrar el camino. Y volviendo a la comida, típicamente, la de los niños incluye pan dulce, frutas como la manzana (significa sangre y amabilidad) un vaso con agua (pureza), una calabaza o dulce de calabaza (cordialidad o buenas relaciones sociales), sal (para que el cuerpo no se corrompa y pueda regresar el año que siguinte), y dulces incluyendo tamales, mientras que la de los adultos incluye atole, mole, alguna bebida embriagante, en general cosas que les gustaban. Para ambos se pone papel picado, a veces escenificando partes de su vida, y a veces solo por decoración. También es común poner flores y pétalos de cepasuchil que sirve para guiar su camino desde el panteón.

 

Catrina en Xochimilco

La Catrina en Xochimilco

Modelo y Maquillista: Amapola Monzalvo

Originalmente Las Garbanceras (después llamadas Catrinas) fueron creadas como una sátira de José Guadalupe Posada para describir a las indígenas que se habían hecho ricas y pretendían las costumbres y modas europeas mientras que menospreciaban su origen.

Con el paso de los años, Diego Rivera retomó el personaje y lo plasmó en su obra «Sueño de una Tarde Dominical en la Alameda Central» obra que como muchas de sus obras dió de qué hablar. Él acuñó el nombre de Catrina.

Cada vez más, esta tradición de disfrazarse de catrina prevaleció como tradición del día de muertos, hasta que la invasión de culturas anglosajonas, como el Haloween los disfraces comenzaron a ser más del tipo Monstruos y VAmpiros… sin embargo Coco y James Bond revivieron esta bonita tradición y ahora abundan las catrinas nuevamente! 

El Charro Negro con su engendro del mal
Un Payaso Haloweenesco
Una hermosa Catrina
Un matachin moderno
Un Catrin holandes
Una Hermosa Catrina con sombrero